¿Alergia en Perros?

 

Extraído de la Revista Animales de Compañìa

Año 10. Número 108. Marzo 2011

 

Autor: MVZ Fausto Reyes Delgado

Director Hospital veterinario UNAM-Banfield

En la práctica de la Medicina Veterinaria de pequeñas especies generalmente se ven ciertas enfermedades de forma regular. Hace unos 15 años era común revisar pacientes cuyo problema era de origen gastrointestinal, pero actualmente esto ha cambiado a dos grandes grupos: los problemas de boca (enfermedad periodontal) donde cerca del 80 al 95 por ciento de los pacientes tienen cierto grado de afección, y los problemas de piel, estos últimos han incrementado su presencia, tal vez porque como propietarios nos preocupamos más por nuestros animales de compañía.

Entre los problemas de piel más comúnmente encontrados están las alergias. De forma curiosa en lugar de presentarse signos respiratorios o digestivos  en cuadros de alergias, estos signos se caracterizan por modificar la piel y manto o pelaje de nuestros ejemplares.

Antes de hablar de los principales tipos de alergias con presentación cutánea principalmente, tendremos que explicar algunos términos médicos, para que así sea más fácil de entender lo que estamos a punto de leer.

Alergia: es una repuesta exagerada del sistema inmunológico del organismo cuando entra en contacto con determinadas sustancias provenientes del exterior, conocidas como alérgenos o haptenos, y que no ocasionan la misma respuesta en los individuos.

Alérgenos: sustancias que son capaces de producir una respuesta por parte del organismo y que son consideradas como ajenas o extrañas a éste.

Haptenos: alérgeno que por sí solo no puede ocasionar la respuesta del organismo, por lo que se debe unir a una proteína (generalmente albúmina) para poder actuar como antígeno completo y ocasionar una respuesta alérgica.

Tomando estos datos, podríamos decir que una alergia es una respuesta exagerada del organismo en contra de un alérgeno y que ocasionará una reacción de hipersensibilidad.

Las alergias en general con las mascotas producirán prurito o comezón, caída de pelo (conocida de forma médica como alopecia), dermatitis o inflamación de la piel, seborrea ya sea húmeda u oleosa (según se vea la piel), en casos crónicos endurecimiento y obscurecimiento de la piel (hiperpigmentación) y otitis externa (inflamación del conducto auditivo con exudado y comezón). En el caso de pacientes con problemas de piel se toman en consideración métodos de diagnóstico básicos: raspado de piel, prueba de acetato, cultivo de hongos y bacteriológico; en el caso de pruebas especiales pueden realizarse biopsias, pruebas dérmicas o de sangre, estas las mencionaremos en cada una de las alergias que explicaremos.

Generalmente nos centramos en cuatro tipos de alergias que tienen presentación de signos en piel y son: a) atopia o por inhalación, b) alimentaria, c) por contacto y d) saliva de pulga (no a la pulga).

Atopia o alergia por inhalación

En esta caso, el alérgeno o hapteno pueden entrar por vía inhalada o incluso teniendo contacto con la piel, tenemos como alérgenos comunes el polen de algunas plantas, humo de tabaco, ácaro de polvo, etcétera. Los signos clínicos más importantes son comezón, caída de pelo, enrojecimiento de piel, seborrea, esto en extremidades y tronco de forma inicial y se puede generalizar, se considera la posibilidad de presentar otitis externa como signo único unilateral o bilateral en el 30-50 por ciento de los casos presentados. Cuando los casos son avanzados podemos ver que nuestra mascota preferirá rascarse que hacer otra actividad. La edad de presentación es en ejemplares jóvenes a partos de los 6 meses de edad como promedio. Y para su diagnóstico se realizan raspados de piel y acetato, generalmente para descartar alguna otra enfermedad que ocasione prurito o comezón, y como pruebas especiales podrían realizarse pruebas dérmicas o de sangre. Es importante mencionar que ésta alergia se considera hereditaria y que podrá haber control pero posiblemente no una cura.

Alergia alimentaria o al alimento

El alérgeno es un producto presente en la dieta (generalmente una proteína) y se presenta en ejemplares jóvenes cercanos al año de edad (se debe diferenciar de la atopia). Cuando se dio a conocer la presentación de ésta alergia, los productores de alimentos para mascotas pusieron al alcance los alimentos en ese entonces hipoalergénicos [como] cordero y arroz por ejemplo, actualmente el manejo con dieta es a base de proteína hidrolizada (es decir la proteína se recorta en “tamaño” para que no sirva como alérgeno). El paciente afectado puede presentar vómito y/o diarrea (aunque ésta presentación no es tan común) pero los signos son parecidos a los de la atopia y se presenta en el cuerpo (tronco), así como también se tiene la posibilidad de presentar otitis externa unilateral o bilateral como signo único en el 50 por ciento de los casos. Para su diagnóstico se recurre a la prueba de restricción (esto quiere decir que se modifica por completo el alimento mínimo por 12 semanas), es decir solo se proporcionará un alimento determinado y posterior a esto la prueba de desafío, donde se vuelven a ofrecer poco a poco los alimentos y premios que ingería la mascota hasta antes de la prueba para determinar a qué reaccionaba el organismo y así retirarlo de la dieta.

Alergia por contacto

En este caso el alérgeno o hapteno tiene contacto con la piel de la mascota y produce irritación de piel, caída de pelo y comezón excesiva. Los alérgenos o haptenos más comunes son fibras o telas naturales o sintéticas (como en el caso se suéteres), correas, plástico, etc. Los lugares de la piel que tienen contacto con el agente causal son los que se ven afectados como lo sería el dorso, cuello y extremidades anteriores en el caso de suéteres de mascotas, en la cara si la reacción es al plato de comida. Esta dermatitis (inflamación de la piel) alérgica debe ser diferenciada de la dermatitis por contacto que generalmente se presenta cuando nuestra mascota tiene contacto con algún solvente o producto que sea irritante como la gasolina, limpiadores, etc. En esta dermatitis alérgica el alérgenos tiene contacto con la piel, por eso es que generalmente la observamos en lo que conocemos como puntos de apoyo.

Alergia a la saliva de pulga

Aunque parezca increíble, nuestras mascotas no son alérgicas a las pulgas sino a su saliva, la cal actúa como hapteno y aún más increíble: los signos clínicos no tienen relación con el número de pulgas presentes en ella, es decir basta que a un ejemplar susceptible se le “suba” una pulga para presentar signos tan fuertes como comezón, pérdida de pelo (alopecia), infecciones de la piel (piodermas), ya que los ejemplares que tienen muchas pulgas se desensibilizan (es decir aceptan de forma inmune el hapteno y responden con tolerancia). Generalmente empleamos como ayuda en el diagnóstico lo que se conoce en medicina como patrón de distribución, es decir se analizan las zonas que se ven afectadas por cierta enfermedad, en el caso de la dermatitis alérgica a la saliva de pulga se aprecian zonas afectadas en la región de la espalda y región ventral, además en algunos casos es posible ver a las pulgas, en casos donde no se encuentren se pueden realizar otras pruebas para su diagnóstico.

Como podemos ver en cuestión de alergias nuestros amigos no están libres y lo más curioso es que generalmente éstas se observan con signos en la piel que incluyen mucha comezón (en ocasiones es tanto el deseo de rascarse que dejan de hacer algunas actividades), caída de pelo, hay que recordar que nuestros amigos tiran pelo todos los días de su vida pero en estos casos se observan zonas de piel sin pelo, pueden presentarse infecciones de piel como consecuencia de auto-traumatismo por rascado (presencia de descamación que puede ser seca vista como caspa u oleosa en la que nuestra mascota puede oler a rancio).

El manejo primario incluye realizar pruebas diagnósticas que contemplen raspados de piel y toma de muestras de la superficie de éstas, llamadas improntas; conocer el patrón de distribución ayuda, aunque no sirve por sí solo para dar el diagnóstico, también se deben conocer los hábitos de alimentación y tipo de alimento ofrecido. Una vez que se tiene un probable diagnóstico (lo cual puede variar en el tiempo) se deberá iniciar un manejo médico, el cual incluya tratamiento para los signos que vemos (como el control de la comezón, cambio de alimento, medicación con antibióticos, baños medicados, etc.), pero es importante recordar que estas enfermedades ponen a prueba la paciencia del propietario ya que es posible una demora en el diagnóstico o el tratamiento, pues se debe arreglar lo que se aprecia primero en la consulta y posteriormente avanzar en el diagnóstico, lo cual se hará con más pruebas.

Lo que es importante saber además es que este tipo de enfermedades se consideran entre las más importantes y comunes para ayudar a nuestros amigos podremos manejarlas y convivir con ellas manteniendo una muy buena calidad de vida para nuestros ejemplares.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Luis valverde (jueves, 08 noviembre 2012 08:48)

    Excelentes comentarios en el artículo de referencia Voy a ensayar lo recomendado con mi mascota.

  • #2

    Ma.Aurora Montañez (martes, 28 mayo 2013 15:25)

    perrita golden retriver labrador, es casera o sea no callejera, presenta enrojecimiento en el lomo cintura hacia la cola, y debajo de ella perdida pelo. Le han hecho baños con shampo para alergia. Personalmente le he aplicado vinagre para recuperar ph, què puede ser?? mi correo: maroramon1@hotmail.com (agradezco su atenciòn).

  • #3

    maria jose (jueves, 08 octubre 2015 21:40)

    Hola tengo un cachorro de 7 meses le salio zampullido en la piel y caida de pelo el veterinario lo medico bactroprofen 3 por dia pero mi cachorro se orina dormido desde que toma el remedio sera por eso gracias

Depósito Legal: ppi201102LA3870

ISSN: 2244 - 7733

 

Colegio de Médicos Veterinarios del estado Lara. Carrera 4 entre calles 2 y 3, Urbanización Nueva Segovia, Quinta CEPROUNA. Barquisimeto estado Lara. Venezuela.

 

Contacto: 0251-240.63.66 

(Editora)

 

Envía tu manuscrito a: editorialrevistacmvl@gmail.com

Cantactanos a través de: revistacmvl@gmail.com

 

Licencia de Creative Commons
Revista del Colegio de Médicos Veterinarios del Estado Lara by Revista CMVL is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://revistacmvl.jimdo.com.

Visitas:

contador de visitas html codigo

Calendario

Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Se autoriza la difusión y reenvío de esta publicación electrónica en su totalidad o parcialmente, siempre que se cite la fuente y se enlace con http://revistacmvl.jimdo.com/